Ana volvio a sonreir

Siguiendo la idea de las historias de bondi  aca una nueva de la semana pasada.

No era de compartir mucho lo que sentia, no lo hacia ni con los mas intimos amigos, tampoco era la posibilidad de empezar a hacerlo con alguien desconocido. Encerrada en su mundo, tranquila sabiendo que manejaba sus propias posibilidades y sin tomando ningun tipo de riesgo, Ana era una persona que siempre planeaba, ejecutaba y todo tenia que salir tal cual lo planeado. Ella sabia que de esa manera todo funcionaba, al menos como ella queria.

No interactuaba con gente nueva, y ni tenia pensado empezar a hacer nuevas amistades. No confundir, Ana no era una persona mala onda, solo que esta muy acostumbrada y comoda de esta manera. Todo esto cambio. Un día descubrio alguien quien respetando su proceso de ir paso a paso, en su agradable y confortable mundo, la hizo reír de nuevo, la ayudo a pensar que tal vez no todo era demasiado tarde, la empujo hasta el limite de cuando ya no estaba comoda.

Quedaron en volver a verse el siguiente día, y el que siguió y el siguiente. Compartir el colectivo le hacia bien a ella, y a el, el sentía que podia ayudarla, aunque el tiempo demostro que era todo lo contrario, en realidad era el quien no queria conocer nueva gente, que solo estaba buscando alguien mas que lo acompañe en los viajes de todos los días. Un chiste, una sonrisa, una complicidad y el tiempo hicieron de todo esto una buena historia, demostrando que no importa la edad para hacer nuevos amigos, ni siquiera a los 80 años.

Historia de bondi 08.11.12

Leave a Reply

Your email address will not be published.