Aida y Osvaldo

Me entusiasme con la idea de las historias de colectivo, he escrito varias ya en mi anotador y he comenzado a escribir algunas en mi blog

Aca una nueva:

De mirada perdida en el colectivo, mirada de esperar, de saber esperar.
Ella piensa en su hijo que no ha vuelto a visitarla, Osvaldo un viejito de unos 83 años siempre entra en acción. Osvaldo uno de esos abuelitos que dan gana de abrazarlo, que habra roto corazones en los 40’s, hoy la tenia encantada a Aida, ella sonreía cada vez que lo veía subir.  No esta vez, esta vez Osvaldo tuvo otros planes, tal vez decidió tomarse el siguiente, tal vez tiene enamorada a otra en el proximo colectivo y va rotundo. Ella al descubrir que el no iba a subir volvio a mirar por la ventana, volvio a pensar en su hijo.

Puso la cartera del lado derecho, la miro dos veces, ella preocupada quien la iba a ayudar a bajar el escalon del colectivo, quien le iba a preguntar sobre el clima o halagar su peinado. Aida confundida que iba ser del mañana, se preguntaba ¿Que pasa si Olvaldo tampoco aparece? ¿A quien le iba a sonreir? ¿Que se supone que debe hacer?

Vuelve a pensar en su hijo que nunca volvio a ver, y el dia se le vuelve gris, quien sabe tal vez un nuevo Osvaldo aparezca en su vida. ¿cómo saberlo?

Historia de bondi 06.11.12

Leave a Reply

Your email address will not be published.