La música que nos inspira

La música tiene todo eso que nos pone en situaciones y momentos que nos recuerdan personales, lugares, sentimientos y un montón de cosas más.
No pienso en hacer una critica musical sobre el tipo o estilo de música que cada uno escucha, pero si voy a contar mi experiencia con la música, creo que es uno de los complementos más importantes que vivo todos los días.

Para mí, la variedad en la música es una de las cosas más importantes, ciertamente uno muchas veces pasa o mantiene un estilo por mucho tiempo, y vuelve a ese viejo disco, de esa banda en particular que sabes que te sabes todos los temas, que haces el piano con los dedos, y que la bateria tranquilamente podrías ser vos el que esta ahí tocando.
Pero la variedad me ha hecho descubrir un montón de otras cosas que tal vez quedándome en un solo estilo tal vez (o no o si) me hubiese pasado, disfruto muchísimo y trabajo prácticamente con música siempre de fondo.

La variedad particularmente la he recibido de mis padres, en casa siempre se escucho todo tipo de música, siempre hemos cantado discos completos en el auto, y por que no gastado la cinta de los cassettes grabando y grabando temas de la radio, con Caro mi hermana, nos estamos siempre recomendando nuevas bandas, sean en español, sean en ingles, o porque no en algun otro idioma raro, de hecho las veces que mi papa viajo al exterior, siempre nos trajo música de allá, donde estuvo, y lo escuchamos, lo bailamos y porque no intentamos cantar, claro el arabe nunca fue facil, pero imaginarse lo que dice “beresín-beresín” puede hasta generar peleas internas de si es o no un insulto. jaja

De todos los trabajos donde he estado y pasado, desde el primero arreglando los findes computadoras en el centro, escuchando genesis, hasta en agencias en donde la playlist o lista de temas era un foro común a “bancarse lo que suene, y sino a ponerse los auriculares macho”. Pero por suerte en todas las empresas siempre ha habido buena recomendaciones y hasta escuchar nuevos estilos, que tal vez hoy ni me hubiese imaginado.
Hoy por suerte y hasta como freelance, eso sigue sucediendo, nuevas y nuevas bandas, géneros, estilos, se escuchan y gracias a esto descubrir nuevas cosas.

La música pasa a ser un estilo de vida.
El “escucho de todo” no es que todo me da lo mismo, aunque ciertamente hay cosas que no me interesan mucho escuchar o no disfruto, sino que es más un “escucho de todo, todo lo que disfruto escuchar”. Y aquello que parecía tan aburrido, y el no me gusta, hoy lo escuchas y lo recomendas.

La música tiene de todo, o lo tiene todo.

Seguramente todo este interes por la música tambien viene por todos los años que hice de Piano, no lo se, pero a veces no deja de sorprenderme como uno puede escuchar o ver un show de alguien que nunca escucho en su vida y emocionarlo tanto.

Les dejo esta muy linda charla sobre la música y la pasión

Leave a Reply

Your email address will not be published.